Banco Santander Almendralejo
0
0
0
s2sdefault

Almendralejo, Zafra y Plasencia, cuentan desde hoy con sistemas de lazo de inducción magnética para personas con discapacidad auditiva usuarias de audífonos o implante coclear.

Concretamente se han instalado tres de estos sistemas en cada oficina, en el mostrador de caja, sala de reuniones y sala de subdirección.

La oficina de Almendralejo situada en: Plaza del Constitución, 17.

La oficina de Zafra situada en: Plaza de España, 24.

La oficina de Plasencia situada en: Calle Alfonso VIII, 5.

El nuevo diseño de las oficinas está pensado para “transmitir los nuevos valores corporativos de la entidad, que apuesta por una relación con el cliente sencilla, personal y justa». La sucursal incorpora distintos elementos tecnológicos que potencian la accesibilidad y sostenibilidad de las instalaciones. Por un lado, los accesos y mobiliario se han adaptado a diferentes discapacidades y los espacios cuentan, entre otros sistemas, con bucles de inducción para personas con dificultades auditivas o señales en braille.

Por otro, los diseños son modulares y flexibles, lo que favorece que haya espacios amplios y transparentes que facilitan un tránsito intuitivo y la interacción con los clientes. Este concepto queda plasmado desde la misma entrada de la oficina, donde el visitante es recibido y redirigido a la ventanilla o al cajero, en función de la gestión que desee realizar para que su tiempo de espera sea el menor posible.

En cuanto al aspecto visual, la nueva oficina cuenta con varias zonas. La primera de ellas es la entrada, recepción y autoservicio, donde predomina un diseño envolvente, el color rojo y la madera. La zona de contacto con el cliente tiene una gran pantalla que indica los turnos de atención y está rodeada de puestos para gestores y zonas para reuniones. La parte de caja se moderniza con un aspecto más ‘retail’, con menos barreras y mayor visibilidad en la oficina.

0
0
0
s2sdefault

Las comisarías de Mérida, Badajoz y Cáceres, instalan dos sistemas de lazo de inducción magnética para usuarios de audífonos en sus dependencias. Concretamente los sistemas darán servicio en la sala de denuncias (ODAC) y en las oficinas del DNI.

Fundación ONCE y la Dirección General de la Policía (DGP) firmaron este martes un acuerdo de colaboración para que distintas comisarías repartidas por toda la geografía española instalen bucles magnéticos que faciliten la comunicación a personas con discapacidad auditiva usuarios de prótesis o implantes.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán, fueron los encargados de suscribir el acuerdo en un acto al que también asistieron el director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ignacio Tremiño, y el director general de Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso.

En concreto, el objetivo final del acuerdo firmado este martes, según subrayaron ambas entidades, es facilitar que las personas con discapacidad sensorial puedan realizar las actividades correspondientes, tales como denuncias, obtención del DNI y pasaporte, etcétera, en las oficinas de atención al ciudadano.

El acuerdo se enmarca dentro del convenio marco que tiene firmado Fundación ONCE con el Real Patronato de la Discapacidad para la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad, y gracias al cual se están poniendo en marcha diversas acciones específicas.

Durante su intervención, Ignacio Cosidó, director general de la Policía, puso de manifiesto que este acercamiento tiene un impacto "tanto desde el punto de vista de seguridad, como de la garantía de los derechos de las personas con discapacidad". "Nos sentimos orgullosos de este tipo de convenios que mejoran la comunicación con la policía, y es la demostración de que las partes tienen deseo de trabajar por la sociedad".

Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, señaló la importancia de este convenio "que se enmarca dentro del acuerdo general que tenemos con el Real Patronato de la Discapacidad, y con el que estamos llevando la accesibilidad a ámbitos amplios de la vida". Además, "acercamos con este tipo de iniciativas la población con discapacidad a la policía; también beneficiará a las personas mayores con audífonos".

0
0
0
s2sdefault

La Sala Trajano de Mérida ha instalado dos sistemas de lazo de inducción magnética o bucle magnético, uno de estos sistemas prestará servicio en la taquilla de ventas de entrada de la sala, el segundo sistema, se trata de una instalación más compleja, y suministrará una cobertura próxima a la totalidad del patio de butacas de la Sala.

La implantación de dichos sistemas ha sido posible gracias a la Secretaría General de Educación y Cultura de la Junta de Extremadura, y financiado con fondos europeos. El proyecto tiene como objetivo facilitar el acceso de las personas con discapacidad sensorial al teatro.

"Un sistema de lazo de inducción transmite una señal de audio directamente a un audífono, reduciendo el ruido de fondo, así como la reverberación y otras distorsiones acústicas que reducen la calidad del sonido".

Los lazos de inducción pueden ser beneficiosos en muchos ambientes, desde grandes lugares como teatros e instalaciones de conferencia, a comunicaciones uno a uno tales como ventanillas y salas de reunión.

Se trata de una ayuda auxiliar para usuarios de prótesis auditivas (audífonos y/o implantes) que facilita la accesibilidad auditiva en el entorno, tanto para la orientación y movilidad en el espacio, como para la percepción de la información sonora de todo tipo y del lenguaje.

Con ello, se posibilita la comunicación y las relaciones interpersonales en espacios y/o situaciones contaminadas por el ruido ambiente y/o en las que la distancia con el interlocutor o la presencia de varios interlocutores dificulta o impide dicha comunicación y el acceso a la información.

Se trata de un sistema normalizado a nivel mundial, compatible con las ayudas auditivas, que se rentabiliza de manera inmediata, superando con éxito cualquier análisis coste-beneficio.
El bucle es, por tanto, un producto de apoyo a la comunicación oral y para el acceso a la información de probada eficacia en su empleo para espacios y servicios de concurrencia
pública donde la megafonía resulte contaminada por el ruido.

Para que los usuarios de prótesis auditivas puedan reconocer un espacio donde se dispone de bucle magnético o existe una instalación adaptada, éste debe estar indicado con el símbolo de accesibilidad auditiva que lo identifica. Los usuarios de audífonos y/o implantes que observen este logotipo activarán la bobina de inducción de sus prótesis auditivas, mejorando con ello su acceso a la información auditiva y hablada.

El sistema consiste en un amplificador específico a l que se conecta un cableado eléctrico, diseñado de forma particular para el área a cubrir y con el que se crea un campo magnético de
audio en esa área de cobertura. Este campo magnético de audio deberá cumplir con la Normativa UNE-EN 60118-4:2007 para garantizar la calidad objetiva del sistema.
Las fuentes de audio y micrófonos de ese lugar se conectan también al amplificador del bucle magnético, lo que permite que este campo magnético con el audio de estas fuentes induzca la telebobina (“T”) del audífono y/o implante, que lleva la persona sorda, permitiendo la escucha de ese sonido sin los problemas que produce la transmisión a través del aire: desaparecen la reverberación, el ruido ambiente de fondo y el problema de la distancia entre el emisor y el receptor, lo que garantiza la inteligibilidad de la voz y la calidad del audio.

0
0
0
s2sdefault

La 62 edición del Festival de Mérida será plenamente accesible para los personas con diversidad funcional sensorial. La empresa local con calificación de CEE Audiosigno, de la Federación Extremeña de Discapacitados Auditivos (FEDAPAS) será la encargada de acercar los espectáculos de esta edición a las personas sordas con un sistema de bucle magnético y subtitulado en directo y a las personas con problemas visuales con un servicio de audiodescripción.

En el caso del bucle magnético estará disponible en todas las funciones del Festival. Para ello se ha reservado el Palco 3 del Teatro Romano para ubicar a estos espectadores con necesidades auditivas especiales. El bucle magnético o de inducción es un sistema de sonido que transforma la señal de audio que todos podemos oír, en un campo magnético captado por los audífonos y por los implantes cocleares.

Las personas que necesiten utilizarlo han de indicarlo al adquirir su entrada, pues la zona de influencia habilitada al efecto será exclusivamente el Palco 3, que tendrá un rótulo con el símbolo de la adaptación auditiva.

Además para esta 62 edición se amplía la accesibilidad en las funciones de domingo, con un nuevo servicio de subtitulado en directo a través de Smartophone, Tablet o PC, que será accesible a través de un código QR facilitado en la entrada del recinto.

Por otro lado, el servicio de audiodescripción para personas con discapacidad visual se realizará en las funciones de domingo.

Las personas que requieran de este servicio deberán igualmente indicarlo en la taquilla del Festival, ya que se les hará entrega en préstamo del receptor de la audiodescripción. En este caso la zona de influencia del servicio es todo el teatro, por lo que el espectador podrá ubicarse en cualquier zona del recinto.

Las representaciones accesibles a través de subtitulado y audiodescripción serán Alejandro Magno el día 15 de julio, Los Hilos de Vulcano el día 24 de julio, Aquiles, el hombre el día 31 de julio, Las Pelópidas el 21 de agosto, y Marco Aurelio el 28 de agosto.

Como novedad en esta edición, el Festival de Mérida en Medellín, contará con un sistema de lazo de inducción en todos las representaciones y con una audiodescripción para El Cerco de Numancia el domingo 31 de julio.

Con estas adaptaciones, que se añaden a las ya existentes para personas con movilidad reducida, el Teatro Romano de Mérida tendrá este verano una accesibilidad universal para que cualquier persona pueda disfrutar de las obras clásicas de este festival. Consiguiendo de esta manera un “Festival para todos”.