0
0
0
s2sdefault

El bucle de inducción magnética es para todos y todas porque nos hace ser conscientes de nuestras capacidades, de las propias y las ajenas”, ha señalado la Consejera de Cultura e Igualdad, Leire Iglesias Marcelo, quien ha añadido que, gracias a este sistema, la cultura es más accesible para más personas. “Estas inversiones nos hacen mejores”, ha afirmado. La responsable de Cultura de la Administración regional ha hecho estas declaraciones en la inauguración del bucle de inducción magnética en la Casa de Cultura de la localidad pacense de La Haba.


En el acto también ha intervenido el Consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles Blanca, que ha insistido en la importancia de avanzar en garantizar derechos y destinar recursos en materia de accesibilidad universal. “Todos necesitamos estas medidas que vienen a permitirnos disfrutar en igualdad de condiciones, y tenemos la obligación de eliminar las barreras que nos impiden acceder a la cultura” indicó. Agradeció a la Fundación CB, a la Fundación Caja de Extremadura y a la Caja Rural de Extremadura que de sus recursos destinen medios económicos para que en nuestra comunidad autónoma avancemos en un ámbito decisivo para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, y más merito tiene cuando lo hacemos con el esfuerzo de todos y todas” concluyó.

El bucle de inducción magnética es un sistema de sonido que transforma la señal de audio para que pueda ser captada por personas con audífono o implante coclear. Este sistema crea un campo magnético para que el sonido llegue al audífono del espectador de forma nítida y perfecta. Su instalación posibilita el acceso a la actividad cultural a todos los ciudadanos. Este sistema ya está instalado en otros espacios escénicos de la región como el Teatro de Navalmoral de la Mata, el Teatro Alkázar de Plasencia, el Teatro municipal de Torrejoncillo, la Sala Trabajo de Mérida y el teatro municipal de Fuente del Maestre. Y con cargo a este convenio el Teatro López de Ayala en Badajoz, el Gran Teatro de Cáceres y la Casa de la Cultura de La
Haba.
Por su parte el presidente de Apamex, Jesús Gumiel, agradeció a la Junta de Extremadura que inauguren con la máxima representación política estas instalaciones, y recordó que “desde nuestra entidad siempre nos hemos centrado en trabajar por los ciudadanos que precisan accesibilidad, descartando acciones concretas con colectivos específicos, ya que en el ámbito de la accesibilidad universal los esfuerzos tienen que estar focalizados en los ciudadanos en general.


También recordó que este tipo de actuaciones son posibles gracias al convenio impulsado desde la Dirección General de Arquitectura y Secretaría General de Cultura de la Junta de Extremadura, junto al apoyo de Fundación CB, Fundación Caja de Extremadura y la Caja Rural de Extremadura, a los cuales agradeció esta iniciativa que permitirá un acceso a la cultura en igualdad de condiciones para aquellos que padecen problemas de audición. Por último agradeció muy especialmente la implicación de la entidad Fedapas representada en el acto por su Gerente Severiano Sevilla, “una entidad con la que mantenemos una estrecha y excepcional colaboración y que dio un paso decisivo creando la empresa Audiosigno al objeto de facilitar la instalación de los bucles y que se ha convertido en tan competitiva que incluso los instala fuera de nuestra región’.

También tomaron la palabra en el acto el Alcalde de La Haba, José González Casado; el Secretario General de la Fempex, Miguel Ruiz Martínez; el Director Fundación Caja Extremadura, Antonio Franco Rubio, y Director Oficina Caja Rural de Extremadura en Villanueva de la Serena, José Caballero Algaba.


Entre los asistentes estaban la Secretaria General de Cultura, Miriam García Cabezas; la Secretaria General de Arquitectura, Vivienda y Políticas de Consumo, Maribel Moreno Duque, la Directora General de Arquitectura, María Ángeles López Amado; miembros de la corporación municipal, técnicos de Fedapas y Audiosigno participantes del Proyecto Europeo de accesibilidad CASTLE, Técnicos de la OTAEX y de Cocemfe Badajoz, así como numerosos ciudadanos del municipio.